El Tesla Model-S y su puerto ethernet oculto.

Desde hace ya varios años los autos cuentan una red de pequeñas computadoras conectadas a través de un bus CAN, una especificación muy conocida entre los fabricantes de autos, pero desconocida para la mayoría de la gente. Pero Tesla Motors nació siendo diferente y quiere seguirlo siendo.

650_1000_tesla-model-s

Y aquí un ejemplo de ello, recientemente uno de los afortunados propietarios de un Tesla Model-S descubrió que su flamante auto cuenta con una red local a 100 Mbps Full Duplex, el conector está ubicado en el lado izquierdo del centro de control principal del auto y al dar con él, su dueño se dio a  la tarea de averiguar todo lo posible sobre su auto.

Este intrépido y curioso usuario descubrió que el sistema operativo que gobierna está belleza por lo visto es una variante de la distribución de Linux Ubuntu. Dentro de la red local identificó 3 dispositivos conectados a la subred 192.168.90.0, que son la consola central con dirección IP 192.168.90.100, la pantalla de navegación con dirección IP 192.168.90.10 y un dispositivo más, desconocido hasta hora con IP 192.168.90.255. Estos 3 periféricos envían un sinfín de información a través de la IP de trasmisión 192.168.90.255, diferentes puertos UDP se utilizan en función del tipo de datos. De hecho, utilizan el mismo principio de uso del bus CAN: – Todo el mundo envía datos en la red. – Cualquier dispositivo dentro de la red que necesite esta información, pude escuchar para hacerse de estos datos. Los datos compartidos en la red  viajan de manera pura, algunos otros datos están en formato binario, por lo que se necesita de ingeniería inversa para comprender los datos.

Dentro la misma red se encontraron una serie de puertos abiertos: 22-SSH, 23-Telnet, 53-DNS, 111-rpcbind, 2049-NFS, 80-HTTP que es el protocolo usado en cada transacción de la Web y el encargado de nutrir con contenido multimedia de la web la canción que se está reproduciendo en cada momento y el puerto 6000 (X11) por el cual el usuario pudo ejecutar un navegador Firefox en las pantalla del Tesla Model S.

650_1000_firefox-tesla

Este descubrimiento abre las puertas a un posible hacking (Nivel Dios) de esta pieza de ingeniería, aunque recientemente en su blog, la compañía aseguro que los sistemas informáticos que controlan las consolas centrales están totalmente separadas de controles principales y los sistemas de seguridad.

Los ingenieros de Tesla Motors se comunicaron con este usuario ya que detectaron un intento de hacker su coche, por lo cual el usuario explico lo sucedido, a lo que la compañía respondió con una advertencia, que tuviera cuidado, ya que podría invalidar la garantía al hacer ese tipo de operaciones.

Publicado desde WordPress para Android (Nexus 7 2013)

PonchoM

Mecatrónico, Politécnico, Cínico, Sarcástico, Escribo, Leo, Muevo cosas con Arduino.

También te podría gustar...